Castellano Etimología Euskera Medicina

Baba

Baba

Humor compuesto fundamentalmente de saliva, que rezuma y cae de la boca.

Nuestros sabios tienen un problema serio cuando alguna voz no ha sido registrada por escrito en Latín, porque entonces no pueden descargar su responsabilidad en la epigrafía y están como la aguja de marear que ha perdido el agua en que flotar: Perdidos.

Lo resuelven con cara dura y ese atrevimiento que otorga la soberbia de creerse catedráticos ungidos, poniéndole un asterisco y diciendo que era una palabra vulgar, pero que hay razones para pensar que es latina, porque se halla en todos los romances.

¿Qué diremos los que tenemos argumentos para postular que los romances no vienen del Latín?… Que todo esto es una tarta sin hornear.

Es cierto que el Euskera actual llama actualmente “adur, lerde, elder, bilder…” a la baba, pero también es cierto que hay compuestos tecnológicos que conservan la expresión “…baba” cargada de contenido semántico, puesto que su original, “ba-bae” viene a querer decir “lo que escurre”, lo que corre hacia abajo, a partir de “ba”, movimiento y “bae”, hacia abajo.

Así, las rebabas que se producían ya hace milenios al colar estaño, plomo, cobre o bronce, proceden de la aféresis de “erré ba bae”, es decir lo que rebosa y cae por la fusión (“erre”, quemar, fundir).

Coladas de metal fundido que escurre como la baba

Hoy en día, perfeccionados los procesos de fundición, ya solo vemos aquéllas rebabas quienes hacemos soldaditos de plomo, pero el nombre, sique adherido a los “sobrantes” de las piezas metálicas que mecanizamos.

“Ba bae”, pues, no solo eran los salpicones fundidos, sino la saliva gruesa que manaba de algunas bocas. Sus formas redondeadas, los glóbulos que la fuerte viscosidad le conferían, la hacían muy parecida a su prima metálica

Sobre el autor

Javier Goitia Blanco

Javier Goitia Blanco. Ingeniero Técnico de Obras Públicas. Geógrafo. Máster en Cuaternario.

1 Comment

  • Hola Javier.
    Comentándole a un amigo herrero este artículo me dice que hoy en día se le dice, en las fundiciones, “la baba” a esas gotas que caen al fundir el metal.
    Zalú.
    H.H.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.