Euskera Gramática Sociedad

Bueno

Bueno

Concepto intuitivo que indica cuestiones o consecuencias positivas para un ser o un entorno.

 

Las autoridades tienen fácil lo de proponer este adjetivo como procedente del latino “bonus-a-um” aunque al profundizar, ellos mismos se complican la vida, ya que sus maestros apuntaban más abajo, hacia “duonus” como fórmula arcaica, a la que ya no encuentran explicación ni parentescos por mucho que hurguen en el IE.

 

Este concepto se conserva bastante homogéneo en las principales ramas lingüísticas cercanas, latinas, germánicas, eslavas y bálticas: “bo, bon, boni, bom, buono, bonum, bun…”; “god, good, gott, gut…”; “dobra, dobur, dobruy…”; “hea, gerai…”, aunque fuera de estos ámbitos, adquiere mucha dispersión.

 

El hecho de que en todas las formas latinas esté presente la “b” inicial, distrae de la verdadera raíz de la cualidad de bueno, que es otra partícula enquistada en el centro y que se mantiene igual en todas ellas menos en el Rumano, “on”.

 

“On” es la expresión radical de bueno en Euskera y “on” ha sido el eje central de todas ellas.

 

Entonces, ¿qué pinta la “bo-bu” inicial?.

 

La explicación está en el mismo Euskera, donde “bo” es la raíz afirmativa, la que confirma lo previo o posterior; así, “bo on”, que ha dado todas las variantes latinas, equivale a “bueno con seguridad”; “si que es bueno”.

 

Este “bo” repetido es el generador del adjetivo-insulto probablemente más usado en castellano: Bobo; es decir, aquel que lo asume todo, que no tiene criterio, “si, si”.

Sobre el autor

Javier Goitia Blanco

Javier Goitia Blanco. Ingeniero Técnico de Obras Públicas. Geógrafo. Máster en Cuaternario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.