Castellano Ecología Euskera Geografía Prehistoria Toponimia

Río Órbigo ó Esla?

El Órbigo se considera afluente del Esla por convenciones de origen, cota y distancia, correspondiendo su cauce al tramo en azul claro del dibujo, mientras el Esla (azul oscuro), es acreedor del nombre de la principal cuenca surtidora del Duero y no es discutido en cuanto al aporte de sus generosos afluentes: Aliste, Duerna, Tera, Eria, Órbigo, Porma, Bernesga, Cea… entre los cuales el Órbigo, que es un río con mucho carácter y que “baja derecho” desde la zona de Luna y Babia en plenas montañas cantábricas hasta los cañones del Duero en la zona de “La Arribanza” (llamada así por la cantidad de acarreos depositados), era el Órbigo el que más arrastraba aunque el último tramo, desde Benavente al Duero, se asignara-quizás injustamente- al Esla.

El Esla, que el más largo, traía su ruta más “oblicua” o diagonal, siendo quizás por eso por lo que se llama como el adjetivo euskériko “eslá”, que significa torcido, desviado, no habiendo lógica alguna en pretender que su nombre llegara a través de un doloroso periplo: Esla< Estla< Estola< Stola< Istola< Stura< Estura< Ástura, solo para satisfacer la obsesión de los latinistas para que las erráticas citas geográficas de Hispania coincidan con lo que ellos quieren, no importándoles plantear un “absurdo evolutivo de gabinete” y llamar indirectamente “atontados” a millares de vecinos que habrían cambiado de nombre cada doscientos años, cuando la toponimia es mucho más invariable que la epigrafía.

Los embalses hidroeléctricos de Ricobayo y Villalcampo frenan en última instancia las fuerza conjunta de esos ríos que –según épocas- desafían a un Duero, que ya no recibe las piedras y limos que quedan en las panzas de esos embalses, pero que aún el agua sola es a veces tanta, que puede desmoronar obras imponentes como estuvo a punto de suceder en el embalse de Ricobayo reiteradamente al final de los años treinta, cuando la violencia del agua fue tal que el vertido dirigido por el aliviadero en construcción de una de las dos presas del embalse, fue responsable de que en horas desaparecieran gigantescas masas de roca y se creara una inmensa “marmita de gigante”, de manera que a punto estuvo de ceder la obra entera.

Los sabios de academia dicen que el nombre de este río que suena a “órdago”, tiene ese nombre tan desafiante porque se basa en un lexema inventado en las últimas décadas por la Internacional Indo Europea que concretan en “er” y que dicen que significa “moverse, fluir”. Este “er” habría dado en “urw” y así, poco a poco llegaría a “urbicum” y “Órbigo”: Otra letanía infumable que ningunea la prehistoria ibérica.

El fluir no es fenómeno distinguido de ningún río, sino algo consustancial a todos los ríos; el flujo no dice nada a menos que tenga alguna peculiaridad; por eso no me creo estas elucubraciones porque la semántica de los lugares no es cosa de poetas y monjes recluidos en una celda, sino de pastores, cazadores y exploradores primitivos que analizaban el mundo bajo una óptica multidisciplinar y con un objetivo ineludible de supervivencia para ser bautizado cada lugar y elemento con aquello que llamaba la atención y era fácil de recordar y no desde una obsesión cultural.

En España hay docenas de nombres de lugar que tienen las componentes de Órbigo, es decir, “orb-urb” por un lado y “igo-igu” por otro. Lo que hay que hacer es abstraerse, olvidarse de los latinajos y penetrar en los idiomas y las formas de vida anteriores a los imperios que son cuando el mundo ha sido explorado y bautizado.

La raíz “orb” del Euskera está íntimamente relacionada con las labores de desmontado de suelos y estratos (“orbatú”); viene a querer decir “remover, retirar”, algo que el Sistema que llamamos Naturaleza hace de vez en cuando por medio de sus fenómenos y que el ser humano aplica cuando va a realizar alguna construcción; de ahí viene el “urbanizar” y no de “urbis” que es la ciudad y la consecuencia final tras la remoción de las monteras. Las riberas altas del Órbigo son un ejemplo insuperable de remoción continua de materiales.

“Igú” y su variante “igó”, es una expresión máxima de sorpresa y alarma, algo que surge con el castigo, con el látigo y con cosas así…

“Orb igu” es lo que es lo mismo que “acarreos impresionantes” y tal debió de ser la impresión de los antiguos cuando cada primavera tras la fusión de las nieves se acercaban a cruzar un Órbigo cada año diferente. No en balde es un río que de forma correlativa desagua cuatro millones de metros cúbicos al día… Imagínese el lector un día de Abril o Mayo con treinta millones de toneladas de agua circulando frente a él que espera a cruzar por un vado…

Sobre el autor

Javier Goitia Blanco

Javier Goitia Blanco. Ingeniero Técnico de Obras Públicas. Geógrafo. Máster en Cuaternario.

3 Comments

  • Una duda, el río Órbigo nace de la unión del río Luna y el río Omaña, en el pueblo de Secarejo.
    ¿Pudiera ser correcta la interpretación UR BI KO / ORBIGO como «el de 2 aguas»? Teniendo en cuenta que tenemos en otros lugares Urbion (2 aguas buenas) o Urbies en Asturias en el cual el río Turon (iturri on?) se bifurca en 2 ramales a la altura de la población

    • Buen día de difuntos Jose. Tras un día agotador (pero veraniego) acabando el invernadero para Merche, nos hemos sentado a ver salir la luna y el cielo nos ha premiado con tres segundos de ver un gran asteroide (no estrella fugaz) en una rara dirección ENE, que ha desaparecido instantáneamente en cuanto ha dejado de darle el sol y que calculo ha pasado cerca de la estratosfera y a de miles de kilómetros por segundo y nos ha esquivado por los pelos…

      A ver si mañana veo alguna referencia.

      Con el Órbigo, es posible lo que tu dices, porque tiene el sentido que explicas, lo que pasa es que mi método me obliga a alterar lo menos posible vocales, consonantes, enlaces y acentos, así que en primer lugar trato de traducir sin la mínima alteración y si el resultado no es convincente, comienzo las sucesivas variantes.

      «Dos ríos», «dos aguas», «confluencia», etc.,suelen ser nombres preferentes para el punto del encuentro, pero en Toponimia cada día hay sorpresas, así que hemos de estar abiertos a todas las interpretaciones, porque el ejercicio, la práctica es imprescindible para manejarse con cierta soltura.

      Abrazos y que el confinamiento sea leve.

  • Gracias por las aclaraciones Jabi, otro abrazo para ti y mucho ánimo a que continues con esa labor que realizas que es muy importante.

Deja un comentario


The maximum upload file size: 10 MB.
You can upload: image, audio, video, document, spreadsheet, interactive, text, archive, code, other.
Links to YouTube, Facebook, Twitter and other services inserted in the comment text will be automatically embedded.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.