Castellano Etimología Euskera Sociedad

Salario

Salario

Pago por el trabajo realizado en un periodo por una persona.

La semejanza sonora de salario con sal, ha devenido en uno de los mayores fraudes de las pretendidas ciencias lingüísticas al hacernos creer desde nuestra infancia, que los sueldos se pagaban en sal sin haber ningún argumento fehaciente ni apoyarse tal axioma en lógica alguna.

Es posible que la mención repetida de “salarium argentum” con la que se expresaba la paga de algunos soldados que cuidaban las rutas de la sal a las grandes ciudades llevara a los emotivos latinistas a creer que todo el monte es orégano.

Hoy en día ya hay autores que ponen en duda aquélla seguridad, aunque no explican la verdadera procedencia del “salario” que está muy extendida en las lenguas europeas (no en las védicas ni en el Griego) y que en Italia como en Latín, se inclina al “stipendio”.

El Euskera señala a que en su origen, la voz fue “sal aria”, donde “sal” es la raíz que denota tanto la venta física, como la moral; es decir, el hecho de que una persona venda su actividad a otra. De la misma manera, la desinencia “ari” en Vasco, implica dedicación; todo el mundo sabe que “pelotari” es un jugador de pelota o “haizkolari” un leñador. La “a” final es el artículo.

Así, un mercenario o incluso un peón labrador son “sal aria”, personas que venden su actividad para la guerra o para trabajos del campo.

Con la moda de los géneros en los romances, se creó la forma masculina “sal ario” que fue la que perduró.

Sobre el autor

Javier Goitia Blanco

Javier Goitia Blanco. Ingeniero Técnico de Obras Públicas. Geógrafo. Máster en Cuaternario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.